Régimen de los grupos parlamentarios

3.1.Su significado en las Cámaras

El principio de pluralismo se instrumenta, en el plano institucional, a través de los partidos políticos, cuyo peso se ha incrementado en las últimas décadas. Es la nueva realidad que la doctrina de en llamar: el estado de partidos.

Las Cámaras parlamentarias han ido dejando de ser Asambleas de representantes populares para ser el ámbito de dialogo o de confrontación de los partidos allí presentes a través de sus grupos parlamentarios.

El pluralismo político se expresa en las democracias europeas a través de Partidos políticos y estos asumen importantes tareas parlamentarias por sus respectivos grupos.

Las Cortes de 1977/78 estaban estructuradas en los Grupos Parlamentarios contemplados en los reglamentos provisionales de la Cámaras.

Los Grupos Parlamentarios son hoy un hecho en la Europa parlamentaria, pero a la par, de lo anterior no ha de colegiarse que su funcionamiento deba ser necesariamente oligárquico.

La grupocracia es la nota más descollante del parlamentarismo español actual, puesto que, de una parte, condiciona a los órganos de gobierno de las Cámaras y de otra contraviene la exclusión constitucional del mandato imperativo.

El parlamentarismo grupocrático a la española se basa en férreas prácticas, consagradas en los reglamentos y en las costumbres y usos parlamentarios.

3.2.La Junta de Portavoces

Es un órgano no consagrado por la CE pero sí reconocido in extenso por los Reglamentos parlamentarios.

Está compuesta por los Portavoces de los diversos Grupos Parlamentarios, reunidos bajo la presidencia del Presidente de la Cámara.

Sus funciones difieren según la Cámara de que se trate. En el Senado la Junta de Portavoces es un mero órgano consultivo de los órganos de gobierno de la Cámara. En el Congreso de los Diputados, la Junta de Portavoces, es, a ciertos efectos, un órgano consultivo y a otros un órgano dotado de auténticas facultades decisorias; entre estas últimas hay que destacar que según el art. 67.1 RCD el orden del día del Pleno será fijado por el Presidente, de acuerdo con la Junta de Portavoces.