Tratado de Libre Comercio de América del Norte

A) Antecedentes

Los antecedentes inmediatos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte pueden situarse en los Acuerdos de libre comercio concluidos por los EEUU con Israel y especialmente con Canadá; sirviendo este último Acuerdo de esquema en las negociaciones del TLCAN que se iniciaron formalmente por la Administración Bush en 1991 por la vía del fast track.

El TLCAN fue firmado el 17 de diciembre de 1992.

B) Fines

El TLCAN establece una zona de libre comercio entre Canadá, México y los EEUU. En este sentido, partiendo del compromiso de los tres Estados partes, se establecen como objetivos del Tratado y aplicarán sus disposiciones, los siguientes:

  1. Eliminar obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfronteriza de bienes y servicios entre los territorios de las Partes;
  2. Promover condiciones de competencia leal en la zona de libre comercio;
  3. Aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los territorios de las Partes;
  4. Proteger y hacer valer de una manera adecuada y efectiva, los derechos de propiedad intelectual en territorio de cada una de las Partes;
  5. Crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento del Tratado para su administración conjunta y para la solución de controversias y
  6. Establecer lineamientos para la ulterior cooperación trilateral, regional y multilateral encaminada a ampliar y mejorar los beneficios del Tratado.

La consecución de estos objetivos se articula en torno a los principios de trato nacional, trato de la nación más favorecida y transparencia en los procedimientos.

C) Miembros

El TLCAN se presenta formalmente como un Tratado abierto a la adhesión de cualquier Estado o grupo de Estados en los términos y las condiciones acordadas entre los candidatos y la Comisión de Libre Comercio.

D) Estructura orgánica

El TLCAN recoge en el Capítulo XX de la Séptima parte una serie de artículos que bajo el título de "Disposiciones institucionales y procedimientos para la solución de controversias" aportan un "nivel mínimo de institucionalización".

El elemento central de este esquema institucional es la Comisión de Libre Comercio, integrada por representantes de cada Parte a nivel de Secretaría de Estado.

En este mismo plano institucional el TLCAN establece un Secretariado. El TLCAN aparece así marcado por una institucionalización de la consulta permanente que se materializa a través de estos comités o grupos de trabajo, cuyo objetivo común es hacer avanzar la liberalización del comercio entre las Partes.

Otro de los elementos de carácter institucional que recoge el Tratado es el relativo a unos procedimientos de solución de controversias.

E) Naturaleza jurídica

Se pone de manifiesto su clara debilidad institucional, en la medida en que no parece que pueda constatarse una transferencia real de soberanía en el esquema institucional creado por el Tratado, siendo así que la composición y la naturaleza de la Comisión de Libre Comercio se aproximan más a las de una conferencia intergubernamental que a una institución permanente y autónoma.

Por lo demás, el TLCAN se enmarca en una nueva dimensión de regionalismo que contempla la cooperación Norte-Sur.

Todo ello permite concluir que el TLCAN supone un incentivo para la liberalización global y regional del comercio, y vincular el comercio a los aspectos laborales y medioambientales supone una experiencia muy valiosa a tener en cuenta en el desarrollo futuro del proceso de integración económica en el continente americano.