El oso fugitivo

El oso que cazó Cayo, se ha escapado de la jaula y mientras Cayo lo perseguía el oso en su huída derriba la cerca de la finca de Ticio y éste que también lo persigue, le dispara una flecha y se apodera del oso muerto. Cayo reclama el oso a Ticio, ya que sostiene que era suyo por haberlo cazado antes, y Ticio se niega a devolverlo mientras que Cayo no le pague los daños de la cerca derribada por el oso. Los dos cazadores acuden a un jurista para que les informe de las acciones a ejercitar.

Partes que intervienen

Cayo propietario del oso.

Ticio lo caza y lo mata.

Instituciones

Derecho de caza

Adquisición de la propiedad – Ocupación

Posesión por el animus.

Daños culpa dammun

Hurto – Furtum

Acciones

De Cayo contra Ticio . Ejercita la reivindicatio previa actio exhibitoria

De Ticio contra Cayo, la actio legis aquiliae.

Ver actio furti.

Solución Razonada

Prosperará la reclamación de Cayo contra Ticio, puesto que ha cazado el oso y tiene la propiedad, además lo persigue y en este caso demuestra el animus de tener el oso.

La reclamación de daños de Ticio tendría que demostrarse probando que los daños causados se produjeron por negligencia de Cayo en el cuidado del oso.