17.5. El régimen autocrático

5.1. Concepto

La autocracia se define por oposición a la democracia. La autocracia perfecta sería aquella en la que faltaran todos los elementos que hemos apreciado en la democracia, y por entero. En la autocracia lo esencial es la concentración del poder en una persona, en un grupo étnico o religioso, en un partido o movimiento, y la correspondiente merma o anulación de la libertad de los ciudadanos.

5.2. Totalitarismo

Régimen totalitario es aquel en el que el hombre no es tratado como un fin en sí mismo sino como una pieza del todo, un medio instrumentalizable. Todo en el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado. Los regímenes totalitarios recientes, han sido el nacionalsocialista alemán, el fascista italiano, el franquista en España, etc. Algunos politólogos han elaborado un modelo pretendidamente intermedio entre la democracia y el totalitarismo: el régimen autoritario.

5.3. Regímenes híbridos

Es difícil encontrar pureza tipológica, especialmente por lo que se refiere a la dicotomía de democracia y autocracia.

Los regímenes híbridos tienen elementos de la democracia y de la autocracia en proporciones diversas, ubicados en unas piezas u otras del sistema: Jefatura del Estado o Gobierno, funcionamiento del Parlamento, proceso electoral, régimen jurídico de los medios de comunicación, etc.

5.4. Dictadura

Cuando enfocamos el problema bajo el prisma del Gobierno, la autocracia reviste la forma de dictadura, término que también se emplea para designar un régimen. Si el dictador es Jefe del Estado, puede que asuma la dirección del Gobierno, o puede que nombre uno de su completa confianza. Si la dictadura se establece en el nivel gubernamental, o bien hay un Jefe del Estado o el propio dictador promueve el nombramiento como Jefe del Estado de una persona enteramente dependiente.