Conceptos de coste marginal y coste medio

El coste marginal y el coste medio son dos medidas extremadamente útiles para estudiar el coste total.

2.1.Coste marginal (CMg)

El coste marginal es la variación del coste total generada por producir una unidad más de output.

 

El hecho de que la pendiente de la curva de producto total disminuya a medida que aumenta el output, también se debe a los rendimientos decrecientes de los inputs: si las cantidades de los demás inputs permanecen constantes, el producto marginal de un input disminuye a medida que se utiliza más cantidad del mismo. La menor pendiente de la curva del producto total al aumentar la producción, y la mayor pendiente de la curva de coste total también al aumentar la producción, son dos caras de la misma moneda. Es decir cuando aumenta el output, también aumenta el coste marginal de dicho output porque el producto marginal del input variable disminuye.

2.2.Coste total medio

Además del coste total y del coste marginal, es útil calcular otra medida, el coste total medio llamado a menudo coste medio. El coste total medio es el coste dividido entre la cantidad de output producida; es decir, es igual al coste total por unidad de producto. Su ecuación será:

 

El coste total medio es importante porque le dice al productor cuánto le cuesta producir en promedio una unidad típica de output. El coste marginal, le dice al productor cuánto le cuesta producir una unidad más de output. Aunque pueden parecer muy similares, estas dos medidas de coste son muy similares. Y la confusión entre ellas es una fuente importante de errores en Economía.

La curva de coste medio con forma de U es decreciente cuando los niveles de output son bajos y creciente cuando los niveles de output son altos.

El coste fijo medio (CFMe) es el coste fijo dividido entre la cantidad de output, y se llama también coste fijo por unidad de producto.

El coste variable medio o CVMe es el coste variable dividido entre la cantidad de output, y se llama también coste variable por unidad de producto.

 

 

El coste total medio es la suma del coste fijo medio y del coste variable medio. Tiene forma de U porque estos componentes se mueven en sentidos opuestos a medida que aumenta el output.

El coste fijo medio disminuye a medida que aumenta la producción, porque el numerador (el coste fijo) es un número constante, pero el denominador (el volumen de producción) aumenta cuando se produce más.

El coste variable medio, sin embargo, aumenta cuando crece el output.

Por lo tanto aumentar la producción tiene dos efectos contrapuestos sobre el coste total medio: el “efecto reparto” y el “efecto rendimientos decrecientes”:

  1. El efecto reparto: cuando mayor es el output, mayor es la producción entre entre la que se reparte el coste fijo y, por tanto, menor es el coste fijo medio.
  2. El efecto rendimientos decrecientes: cuando mayor es el output producido, mayor es la cantidad de factor variable que se necesita para producir una unidad de output adicional y, por tanto, mayor es el coste variable medio.

Cuando los niveles de producción son bajos, el efecto reparto es muy fuerte, porque los incrementos de producción, incluso los incrementos pequeños, provocan grandes disminuciones del coste fijo. Por eso cuando los niveles de producción son bajos, el efecto reparto domina al efecto rendimientos decrecientes, haciendo que la curva de coste total medio sea decreciente. Pero cuando el output es grande, el coste fijo medio ya es bastante pequeño, de modo que incrementa la producción todavía más solo tiene un efecto reparto muy pequeño. Los rendimientos decrecientes, sin embargo, se van haciendo cada vez más importantes a medida que aumenta el output.

En consecuencia, cuando la producción es grande, el efecto rendimientos decrecientes domina al efecto reparto, haciendo que la curva de coste total medio sea creciente.

Algunas características de las diferentes curvas de costes. Lo primero de todo, el coste marginal es creciente, a consecuencia de los rendimientos decrecientes que hacen que una unidad adicional de output sea más costosa de producir que la anterior. El coste variable medio también es creciente, de nuevo, debido a los rendimientos decrecientes, pero su pendiente es menor que la de la curva de coste marginal. Esto es porque, para calcular el coste variable medio, el mayor coste de una unidad adicional de output se reparte entre todas las unidades, no sólo entre las unidades adicionales. A su vez, el coste fijo medio es decreciente por el efecto reparto.

2.3.El coste total medio mínimo

Con una curva de coste total medio en forma de U, el coste total medio alcanza su nivel mínimo en el fondo de la U. Los economistas llaman a la cantidad de output correspondiente al coste total medio mínimo, producción del coste mínimo.

Principios generales que siempre cumplen las curvas de coste marginal y de coste medio de una empresa:

  • En la producción de coste mínimo, el coste total medio es igual al coste marginal.
  • En una producción menor que la producción de coste mínimo, el coste marginal es menor que el coste total medio, y el coste total medio es creciente.
  • Para una producción mayor que la producción de coste mínimo, el coste marginal es mayor que el coste total medio, y el coste total medio es creciente..

2.4.¿Es siempre creciente la curva de coste marginal?

En la práctica, los economistas creen que las curvas de coste marginal suelen ser decrecientes cuando una empresa aumenta su producción desde cero hasta un nivel de producción relativamente bajo, y crecientes solo para niveles de producción altos.

El decrecimiento inicial de la curva se debe a que, en general, una empresa se encuentra con que si empieza empleando solo a un número muy pequeño de trabajadores, aumentar su plantilla y su producción permite que sus trabajadores se especialicen en diferentes tareas. Esto a su vez, reduce el coste marginal de la empresa si aumenta su output. A medida que se empleen más trabajadores, se pueden repartir sus tareas, especializándose cada uno de ellos en uno o en unos pocos aspectos de la producción. Esta especialización genera rendimientos crecientes en la contratación de nuevos trabajadores, lo que se manifiesta en una curva de coste marginal que, al principio, es decreciente.

Así pues, las curvas de coste marginal típicas tienen en realidad, la forma del logotipo de la marca Nike, como la curva CMg.