Exceptio senatusconsulti velleiani

Excepción que podía oponer la mujer que prestó la garantía contra la acción ejercitada por el acreedor.

La mujer no quedaba obligada ni siquiera como obligación natural, y si pagaba podía reclamar lo pagado.