Producto sanitario

Un producto sanitario es cualquier instrumento, dispositivo, equipo, programa informático, material u otro artículo, utilizado solo o en combinación, incluidos los programas informáticos destinados por su fabricante a finalidades específicas de diagnóstico y/o terapia y que intervengan en su buen funcionamiento, destinado por el fabricante a ser utilizado en seres humanos con fines de:

  1. diagnóstico, prevención, control, tratamiento o alivio de una enfermedad;
  2. diagnóstico, control, tratamiento, alivio o compensación de una lesión o de una deficiencia;
  3. investigación, sustitución o modificación de la anatomía o de un proceso fisiológico;
  4. regulación de la concepción, y que no ejerza la acción principal que se desee obtener en el interior o en la superficie del cuerpo humano por medios farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero a cuya función puedan contribuir tales medios.