Naturaleza del régimen político franquista

4.1.Diversidad de calificaciones propuestas

Los autores divergen a la hora de calificar el régimen político franquista. Algunas propuestas son:

  1. Régimen totalitario.
  2. Régimen fascista, o totalitario fascista.
  3. Régimen autocrático.
  4. Dictadura.
  5. Régimen oligárquico totalitario.
  6. etc.

La definición oficial era la de "Estado católico, social y representativo que, de acuerdo con su tradición, se declara constituido en Reino" (Ley de Sucesión), o más sintéticamente, la de "Monarquía tradicional, católica, social y representativa" (Ley de Principios Fundamentales del Movimiento).

4.2.¿Un régimen autoritario?

J. Linz definió el régimen autoritario como un sistema político con pluralismo limitado y no responsable, sin una ideología elaborada y directora, carente de una movilización política intensa o extensa y en el que un líder, o acaso un grupo reducido, ejerce el poder dentro de límites formalmente mal definidos, pero en realidad bastante predictibles; y en función de esta definición, calificó el régimen franquista de autoritario.

4.3.¿Un régimen fascista?

El régimen de Franco conservó siempre su identidad de origen y no dudó en mostrarla durante 40 años cuando lo creyó necesario u oportuno. En ningún momento abandonó el régimen:

  1. El recuerdo vivo de la guerra civil como factor de división de los españoles en vencedores y vencidos.
  2. El monismo político excluyente.
  3. La concentración de todo el poder en un Caudillo pretendidamente carismático.
  4. El anticomunismo, el antiliberalismo y un sedicente anticapitalismo.
  5. El nacionalcatolicismo.
  6. La represión de las libertades.
  7. Una organización institucional corporativa.
  8. La concepción jerárquica de la vida y del orden social.
  9. Un férreo nacionalismo "españolista" con negación absoluta de los nacionalismo interiores e incluso de sus manifestaciones culturales.