Accusatio suspecti tutoris

Cualquier persona (incluídos los parientes del pupilo, o el mismo pupilo, si llegara a tener capacidad de obrar) puede ejercitar esta acción (de naturaleza pública y de carácter infamante) para acusar al tutor designado en un testamento como culpable de no haber gestionado la tutela con lealtad, esto es, de haber actuado conscientemente en detrimento de los intereses del tutelado.

Su objeto es que el tutor responda por su comportamiento desleal en la realización de sus funciones de administración de los bienes del pupilo y sea removido del cargo.