Premoriencia

Cuando morían en un breve espacio de tiempo (un naufragio, por ejemplo) dos personas que estaban llamadas a sucederse entre sí, el Derecho Romano establecía una serie de presunciones jurídicas por las que se establecía el momento en que una de ellas había muerto antes que la otra, de forma que se consideraba que el que había muerto después, le había sucedido.