Estándar mínimo

Régimen que obliga al Estado en el tratamiento de los extranjeros.