Cohesión económica, social y territorial en la Unión Europea

Los Estados miembros originarios tenían un nivel de desarrollo económico bastante homogéneo, por ello no consideraron atribuir competencias a las instituciones comunitarias en el sector de la política económica relativo a la redistribución de la riqueza.

El derecho originario no recogió la reducción de los desequilibrios regionales como uno de los objetivos económicos de la CEE, pero la adhesión de nuevos Estados con un nivel inferior de desarrollo económico económico provocó la creación de una dispersa, incoherente y poco estructurada Política Regional Comunitaria, que el AUE transformó en la llamada cohesión económica social.

El art. 175 TUE establece unos medios o técnicas jurídicas utilizables para lograr el objetivo de la cohesión, cuya aplicación resulta difícil. Esos medios son los siguientes:

  1. La intervención financiera estructural.
  2. La formulación de las políticas comunitarias y el desarrollo del mercado interios.
  3. La consideración del objetivo de la cohesión en la conducción y coordinación de las políticas económicas nacionales.

La concentración de la actuación de los fondos es de crucial importancia para su efectividad. Por ello el Reglamento nº 1083/2006 coordina sus intervenciones mediante la definición de tres objetivos, que permiten identificar las regiones beneficiarias y delimitar el ámbito de actuación de los fondos estructurales, que se concreta luego en el reglamento específico que regula la actuación de cada uno de dichos fondos. Estos objetivos son los siguientes:

  1. Objetivo de convergencia: tiene por objeto acelerar la convergencia de las regiones y los Estados miembros menos desarrollados mediante mejoras de las condiciones de crecimiento y empleo.
  2. Objetivo de competitividad regional y empleo: trata de reforzar la competitividad, el empleo y la capacidad de atracción de las regiones no incluidas en el grupo de regiones menos favorecidas.
  3. Objetivo de cooperación territorial: pretende reforzar la cooperación a nivel transfronterizo, transnacional e interregional, sobre la base de la antigua iniciativa comunitaria INTERREG. Esta objetivo se financiará a través de la FEDER. Se trata de hallar soluciones comunes en el sector del desarrollo urbano, rural y costero, el desarrollo de las relaciones económicas y la creación de redes de pequeñas y medianas empresas, por las autoridades que se encuentren geográficamente próximas.