Definición y medición del Desempleo

Para entender por qué los responsables de la política económica prestan tanta atención al empleo y al desempleo, hay que entender como se definen y como se miden ambos.

1.1.Definición y medición del desempleo

El empleo es el número de personas que están trabajando actualmente en la economía, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial.

Sin embargo, el desempleo es un concepto más sutil. El desempleo o paro se define como el número de personas total que están buscando activamente un trabajo, pero que no están empleadas actualmente.

La Oficina del Censo de los EEUU, que recoge los datos de desempleo, considera que un desempleado es una persona que "no tiene empleo, que está buscándolo y que es capaz de trabajar". Se considera desempleada la persona que no tiene un puesto de trabajo y lo ha buscado activamente durante las últimas cuatro semanas. Por tanto, el desempleo o paro se define como el número total de personas que están buscando activamente un trabajo, pero que no están empleadas actualmente.

La población activa de un país es la suma del empleo y del desempleo; es decir, de las personas que están trabajando y de las personas que están buscando un trabajo. La tasa de actividad se define como el porcentaje de la población en edad de trabajar que forma parte de la población activa y se calcula de la forma siguiente:

 

Y la tasa de desempleo definida como el porcentaje del número total de personas pertenecientes a la población activa, que están desempleadas. Se calcula del siguiente modo:

 

1.2.Significado de la tasa de desempleo

La tasa de empleo nos dice lo fácil o lo difícil que es encontrar empleo dado el estado de la economía. Cuando la tasa de desempleo es baja, casi todas las personas que buscan empleo lo encuentran. En el laño 2000 la tasa de desempleo era del 4%, los puestos de trabajo eran muy abundantes. Por el contrario que en el año 2010 con una tasa de desempleo del 9% durante todo el año, era difícil encontrar un empleo. El número de trabajadores que buscaba empleo era cinco veces mayor que el número de ofertas de puestos de trabajo.

Aunque la tasa de desempleo es un buen indicador de las condiciones del mercado de trabajo, no es una medida literal del porcentaje de personas que quieren un trabajo pero no pueden encontrarlo. La razón es que algunas veces la tasa de desempleo exagera la dificultad que tiene la gente para encontrar trabajo. Pero a veces ocurre lo contrario, una baja tasa de desempleados puede ocultar profundas frustraciones por la falta de oportunidades laborales.

A)Cómo la tasa de desempleo puede sobreestimar el verdadero nivel de desempleo

Un trabajador está buscando trabajo lo normal es que se tome por lo menos unas cuantas semanas para encontrar uno de le satisfaga. Sin embargo, un trabajador que tiene mucha confianza en encontrar un buen trabajo pero que aún no ha aceptado ninguno, se contabiliza como desempleado. Como consecuencia la tasa de desempleo nunca llegará a ser cero, ni siquiera en los tiempos de expansión económica.

B)Cómo la tasa de desempleo puede subestimar el verdadero nivel de desempleo

Muchas personas que quieran trabajar pero que todavía no están trabajando no se contabilizan como desempleados. Una persona que de momento ha dejado de buscar trabajo porque no hay puestos de trabajo disponibles, no se contabiliza como desempleado, porque no ha estado buscando trabajo en las últimas semanas. Los individuos que quieren trabajar pero que les han dicho a los encuestadores del gobierno que actualmente no están buscando trabajo porque ven muy pocas perspectivas de encontrarlo dado el estado del mercado de trabajo se llaman trabajadores desanimados.

Los trabajadores desanimados son parte de un grupo mayor, los trabajadores con vínculos marginales, son personas que querrían tener un trabajo, y lo han buscado en el pasado reciente, pero que en la actualidad no lo buscan, estos tampoco están incluidos en la tasa de desempleo.

Otros trabajadores frustrados en la búsqueda de empleo y que no se contabilizan como desempleados, son los subempleados que son trabajadores que querían encontrar trabajo a tiempo completo pero que están trabajando a tiempo parcial; estos tampoco se contabilizan en la tasa de desempleo.

La oficina de estadística laboral es la que se encarga de contabilizar la tasa de desempleo en Estados Unidos esta incluye tres categorías de trabajadores.

La tasa de desempleo varia mucho entre los diferentes grupos demográficos; les es mas fácil encontrar trabajo a trabajadores con más experiencia y a los que están en sus mejores años, entre los 25 y 54 años. A los más jóvenes y a los que están más cerca de la jubilación les es más difícil.

Por tanto la tasa de desempleo se interpreta como un indicador de las condiciones globales del mercado de trabajo, pero no como medida exacta del número de personas que no puede encontrar un trabajo. La tasa de desempleo es, sin embargo, un indicador muy bueno: sus aumentos y disminuciones reflejan con exactitud los cambios económicos que tienen un impacto importante en la vida de las personas.

1.3.Crecimiento y desempleo

Durante los periodos de expansión, la tasa de desempleo generalmente disminuye. La larga expansión económica de la década de 1990 acabó llevando a la tasa de desempleo incluso a cifras inferiores al 4%. Es importante reconocer, que las expansiones económicas no son siempre periodos de disminución del desempleo. A veces, aunque la economía esta creciendo, no lo hace con la suficiente rapidez como para reducir la tasa de empleo.

Los años de crecimiento inferior a la media son años en los que la tasa de desempleo estaba aumentando.

Cuando el crecimiento es superior a la media, la tasa de de desempleo cae; cuando el crecimiento es inferior a la media la tasa de desempleo aumenta generalmente.

Un periodo en el que el PIB crece a una tasa inferior a la tasa media de crecimiento y la tasa de desempleo aumenta, se llama recuperación sin empleo, o “recesión con crecimiento”.