Explicación de la economía de los impuestos

Para entender la economía de los impuestos es útil analizar un tipo de impuesto muy sencillo llamado impuesto sobre el consumo o impuesto indirecto unitario, que es un impuesto que grava cada unidad vendida de un bien o servicio.

6.1.El ingreso generado por un impuesto indirecto unitario

Principio general: El ingreso recaudado con un impuesto indirecto unitario es igual al área del rectángulo cuya altura es la diferencia que el impuesto crea entre la curva de oferta y la curva de demanda, y cuya anchura es la cantidad intercambiada con el impuesto.

6.2.Tipos impositivos e ingreso recaudado

Un tipo impositivo es la cantidad de impuestos que se paga por cada unidad de lo que esté sujeto al gravamen. Unas veces los tipos impositivos se fijan en términos de una cantidad de dólares, o euros, por unidad de un bien o servicio. En otros casos se definen como un porcentaje del precio.

Obviamente hay una relación entre el tipo impositivo y la recaudación. Sin embargo, esa relación no es biunívoca. En general, duplicar el tipo impositivo de un impuesto unitario sobre el consumo de un bien o un servicio no duplica la cantidad intercambiada del bien o servicio. Y la relación entre el nivel del impuesto y la cantidad de ingresos recaudados puede incluso no ser positiva: en algunos casos, aumentar el tipo impositivo en realidad disminuye la cantidad de ingresos que recauda el gobierno.

Fijar un tipo impositivo tan alto que impide que se realicen un número significativo de transacciones, es probable que provoque una disminución de la recaudación impositiva.

Una forma de analizar el efecto en los ingresos del gobierno de aumentar un impuesto indirecto unitario, consiste en tener en cuenta que el incremento del impuesto afecta a la recaudación de dos maneras. Por un lado, el aumento del impuesto significa que el gobierno obtiene más ingresos por cada unidad vendida, lo que, si todo lo demás no variara, daría lugar a un aumento de recaudación. Por otro lado, el incremento del impuesto reduce la cantidad vendida, lo que, si todo lo demás no variara, daría lugar a una disminución de la recaudación. El resultado final depende de las elasticidades precio de la oferta y de la demanda y del nivel inicial del impuesto. Si ambas elasticidades precios son bajas, el incremento del impuesto no reducirá demasiado la cantidad vendida del bien, por lo que la recaudación impositiva aumentará con seguridad. Por el contrario, si las elasticidades precio son altas, el resultado es incierto; si son suficientemente altas, el aumento del impuesto reduce tanto la cantidad vendida, que la recaudación impositiva disminuye.

Cuando se este considerando un impuesto cuyo objetivo es aumentar los ingresos recaudados, a diferencia de lo que ocurre con los impuestos que pretenden desincentivar conductas indeseables, conocidos como impuestos sobre el pecado, un gestor de la política económica bien informado no fijará un tipo impositivo tan alto que si se bajara aumentara la recaudación.

6.3.Los costes de los impuestos

Un impuesto indirecto tiene unos costes que van más allá del dinero recaudado y que toman la forma de ineficiencia, debido a que el impuesto desincentiva transacciones mutuamente beneficiosa. El coste para la sociedad de este tipo de ineficiencia, el valor de las transacciones mutuamente beneficiosas que nos llevan a cabo, se denomina pérdida irrecuperable, un impuesto mal diseñado genera una pérdida irrecuperable mayor que uno bien diseñado.

La caída de precio por los productores genera una disminución del excedente del productor.

Costes administrativos de un impuesto son, los recursos que el gobierno usa para cobrarlo, y los que los contribuyentes usan para pagarlo,más allá de la cuota fiscal, así como para evadirlo. También forman parte de los costes administrativos de los contribuyentes los recursos que utilizan para evadirlos, tanto por procedimientos legales como ilegales. Los costes operativos de la Administración Tributaria, el organismos del gobierno encargado de cobrar los impuestos, son en realidad bastantes pequeños comparados con los costes administrativos pagados por los contribuyentes.

Por tanto, la ineficiencia total causada por un impuesto es la suma de su pérdida irrecuperable y de sus costes administrativos. La regla general para la política económica es que, si todo lo demás no varía, un sistema fiscal debería diseñarse de forma que minimice la ineficiencia total que causa a la sociedad. En la práctica, aunque también se tienen en cuenta otras consideraciones, este debe ser un principio básico de actuación.

6.4.Las elasticidades y la pérdida irrecuperable de eficiencia causada por el impuesto

Un impuesto indirecto genera una pérdida irrecuperable porque impide que tenga lugar algunas transacciones mutuamente beneficiosas. Concretamente el tamaño de la pérdida irrecuperable es la suma del excedente del consumidor y del excedente del productor perdidos a causa de esas transacciones que impiden el impuesto, mayor es la pérdida irrecuperable.

Cuando la demanda o la oferta son elásticas, la cantidad demandada o la cantidad ofrecida son relativamente sensibles a las variaciones del precio. Por tanto, un impuesto establecido sobre un bien cuya demanda u oferta, o ambas, son elásticas, provocará una reducción relativamente grande de la cantidad intercambiada y una pérdida irrecuperable relativamente grande.

En resumen: Un impuesto indirecto genera ingresos para el gobierno pero reduce el excedente total. La pérdida de excedente total es mayor que la recaudación, por lo que el resultado es una pérdida irrecuperable para la sociedad. Esta pérdida irrecuperable está representada por un triángulo, cuya área es igual al valor de la transacciones que no se han realizado por la existencia del impuesto. Cuanto mayor es la elasticidad de demanda o de oferta, mayor es la pérdida irrecuperable causada por el impuesto. Si la demanda o la oferta son perfectamente inelásticas, el impuesto no produce pérdidas irrecuperables.