Definición y cálculo de la elasticidad

Para que un distribuidor imaginario de vacunas antigripales hubiera sabido si podría aumentar sus ingresos mediante una subida de los precios de la vacuna, tenía que haber conocido la elasticidad precio de la demanda de vacunas.

1.1.Cálculo de la elasticidad precio de la demanda

La elasticidad precio de la demanda (EPD), es el cociente entre la variación porcentual de la cantidad demandada y la variación porcentual porcentual del precio a medida que nos movemos a lo largo de la curva de demanda. La razón por la que los economistas usan variaciones porcentuales es obtener una medida que no dependa de las unidades en las que está medido el bien ( por ejemplo una dosis de vacunas infantil versus una dosis para adultos).

Para calcular la elasticidad precio de la demanda, primero calculamos la variación porcentual de la cantidad demandada y la correspondiente variación porcentual del precio a lo largo de la curva de demanda. Estas variaciones se definen así:

 

y

 

Para calcular la elasticidad precio de la demanda, calculamos el cociente entre la variación porcentual de la cantidad demandada y la variación porcentual del precio:

 

La ley de la demanda dice que la curva de demanda es decreciente es decir que el precio y la cantidad se mueven en sentidos opuestos. Es decir, un cambio porcentual positivo del precio (un aumento del precio) provoca un cambio porcentual negativo de la cantidad demandada; y un cambio porcentual negativo del precio (una disminución del precio) provoca un cambio porcentual positivo de la cantidad demandada. En términos matemáticos, la elasticidad precio de la demanda es un número negativo, pero como es poco práctico escribir repetidamente un signo menos, cuando en Economía se habla de la elasticidad precio de la demanda normalmente se omite el signo menos y se usa el valor absoluto de la elasticidad.

Cuanto mayor es la EPD, mayor es la sensibilidad de la cantidad demandada a los precios. Si es grande, decimos que la demanda es muy elástica. Si es pequeña, decimos que la demanda es inelástica.

1.2.Método del punto medio: una forma alternativa de calcular elasticidades

La EPD compara la variación porcentual de la cantidad demandada con la variación porcentual del precio. Ahora vamos a tratar un asunto técnico que surge cuando calculamos variaciones porcentuales de variables, y cómo lo resuelven los economistas.

La mejor manera de entenderlo es con un ejemplo real. Supongamos que estamos tratando de calcular la elasticidad precio de la demanda de gasolina comparando los precios de la gasolina y el consumo en diferentes países. Debido a los altos impuestos, un litro de gasolina cuesta, tres veces más en Europa que en los EEUU. Así pues ¿cuál es la diferencia porcentual entre los precios de la gasolina de los EEUU y los de Europa?

Depende de como se mida. Puesto que la gasolina en Europa es aproximadamente tres veces más alta que en los EEUU, es un 200% más alto. Puesto que el precio de la gasolina en los EEUU es un tercio del precio en Europa, es un 66,7% más bajo.

Sería mejor tener una medida porcentual de la diferencia de los precios que no dependiera de la forma en que se mide. Para evitar calcular diferentes elasticidades según que los precios crezcan o decrezcan utilizamos el método del punto medio.

El método del punto medio sustituye la definición habitual de la variación porcentual de una variable, X, por una definición ligeramente diferente:

 

donde el valor medio de X se define como

 

Cuando se calcula la EPD utilizando el MPM, tanto la variación porcentual del precio como la variación porcentual de la cantidad demandada se obtienen con este método. Para ver cómo funciona este método, supongamos que tenemos los siguientes datos:

 

Precio

Cantidad demandada

Situación A

0,90$

1.100

Situación B

1,10$

900


Para calcular la variación porcentual de la cantidad yendo de la situación A a la Situación B, comparamos la variación de la cantidad demandada, una disminución de 200 unidades, con la medida de la cantidad demandada en las dos columnas, es decir:

 

De la misma forma calculamos:

 

Por tanto, en este caso podríamos calcular la elasticidad precio de la demanda como:

 

donde de nuevo hemos quitado el signo menos.

El punto importante es que obtendríamos el mismo resultado, una elasticidad precio igual a 1, tanto si nos movemos hacia arriba a lo largo de la curva de demanda, de la situación A a la situación B, como si nos movemos hacia abajo, de la situación B a la situación A.

 

Lo mismo que antes, cuando calculamos la EPD por el método del punto medio, eliminamos el signo menos y utilizamos el valor absoluto.