Cuantificación y gestión del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras

5.4.Cuantificación del Impuesto

La cuota del Impuesto será el resultado de aplicar a la BI el tipo de gravamen.

La BI está constituida por el coste real y efectivo de la construcción, instalación u obra, entendiéndose por tal, el coste de ejecución material de aquéllas.

No formará parte de la BI, el IVA y demás impuestos análogos propios de regímenes especiales, las tasas, precios públicos y prestaciones patrimoniales de carácter público local.

A la BI se le aplicará el tipo de gravamen que cada Ayuntamiento haya establecido, sin que pueda exceder del 4%.

A la cuota íntegra se le podrán aplicar aquellas bonificaciones que haya establecido el Ayuntamiento en la Ordenanza, entre ellas son las siguientes:

Una bonificación de hasta el 95% a favor de las construcciones, instalaciones u obras que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal.

Una bonificación de hasta el 95% a favor de las construcciones, instalaciones u obras en las que se incorporen sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar para autoconsumo.

Una bonificación de hasta el 50% a favor de las construcciones, instalaciones u obras referentes a las viviendas de protección oficial.

Una bonificación de hasta el 90% a favor de las construcciones, instalaciones u obras que favorezcan las condiciones de acceso y habitabilidad de los discapacitados.

El TR prevé que la Ordenanza fiscal municipal permita la deducción en la cuota íntegra o bonificada del Impuesto, del importe satisfecho o que deba satisfacerse el sujeto pasivo en concepto de tasa por el otorgamiento de la licencia urbanística correspondiente a la construcción, instalación u obra.

En Ceuta y Melilla la cuota de este impuesto se bonifica al 50% por imperativo legal.

5.5.Gestión del Impuesto

La gestión corresponde íntegramente al Ayuntamiento titular del tributo, que podrá exigirlo en régimen de autoliquidación.

Cuando el impuesto se exija, la Ley prevé que el Ayuntamiento practique una liquidación provisional a cuenta, cuando se inicie la construcción, instalación u obra, aunque no se haya solicitado, concedido o denegado la correspondiente licencia urbanística.