Causas de anulabilidad de un contrato

Un contrato anulable será aquél que puede ser anulado o, por el contrario seguir produciendo efectos en caso de que su efectiva anulación no tenga lugar.

Las razones o causas de anulabilidad, de menor gravedad que las propias de la nulidad, pueden identificarse como:

  1. Todos los vicios del consentimiento: error, violencia (no absoluta), intimidación y dolo.
  2. Inexistencia de plena capacidad de obrar en alguno de los contratantes, tal y como ocurre en los siguientes casos:
    1. Los menores no emancipados.
    2. Los sometidos a tutela, conforme a la sentencia de incapacitación.
    3. Las personas sometidas a curatela.
    4. Los emancipados respecto de los contratos considerados en el art. 323.
  3. Inexistencia de consentimiento marital o uxorio (esto es, del otro cónyuge) respecto de los actos o contratos onerosos realizados por el otro cónyuge cuando legalmente se requiere el consentimiento de ambos.