El Mercado Común del Sur, MERCOSUR

A) Antecedentes

Los antecedentes inmediatos del MERCOSUR se descubren en los diversos proyectos y compromisos de cooperación e integración económica, asumidos por Argentina y Brasil a partir de 1985; por otra, en las estrechas relaciones de cada uno de estos países con Paraguay y Uruguay, afirmadas en varios acuerdos y en diversos proyectos de complementación y cooperación en materia de integración física.

En junio de 1986 comenzó a funcional un Programa de Integración y Cooperación Económica PICE para promover la integración, el comercio y el desarrollo argentino-brasileño.

La asociación definitiva de Paraguay y Uruguay al proyecto tuvo lugar a través de su incorporación a las reuniones del Grupo Mercado Común.

B) Fines

El art. 1 del Tratado de Asunción recoge el terminante propósito de los Estados partes de constituir para el 31 de diciembre de 1994 el MERCOSUR. Este Mercado Común implica:

  • La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países, a través, entre otros, de la eliminación de los derechos aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de mercaderías y de cualquier otra medida equivalente;
  • El establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones de Estados y la coordinación de posiciones en foros económico-comerciales regionales o internacionales;
  • La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados Partes de comercio exterior, agrícola, industrial, fiscal, monetaria, cambiaria y de capitales, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones y otras que se acuerden, a fin de asegurar condiciones adecuadas de competencia entre los Estados Partes.
  • El compromiso de los Estados Partes de armonizar sus legislaciones en las áreas pertinentes, para lograr el fortalecimiento del proceso de integración.

Según el art. 2 el Mercado Común estará fundado en la reciprocidad de derechos y obligaciones entre los Estados partes.

El Tratado también contempla las relaciones con terceros Estados, que deberán estar fundadas en condiciones equitativas de comercio.

C) Miembros

El MERCOSUR está compuesto por los cuatro países que en 1991 firmaron el Tratado para la Constitución de un Mercado Común. Se contempla la posible incorporación de otros Estados al MERCOSUR.

D) Estructura orgánica

El Tratado de Asunción establece para el período de transición dos órganos políticos a los que les corresponde la administración y ejecución de sus disposiciones: el Consejo del Mercado Común y el Grupo Mercado Común.

El Consejo de Mercado Común es el órgano superior del Mercado Común, encargado de la conducción política del mismo y de la toma de decisiones para asegurar el cumplimiento de los objetivos y plazos establecidos para su constitución definitiva.

El Grupo Mercado Común es el órgano ejecutivo del Mercado Común y será coordinado por los Ministerios de Relaciones Exteriores.

Además el Tratado de Asunción prevé el establecimiento de una Comisión Parlamentaria Conjunta con el objeto de facilitar la conformación del Mercado Común aunque sin fijar sus atribuciones.

A la Comisión de Comercio del MERCOSUR, órgano encargado de asistir al Grupo Mercado Común, le compete velar por la aplicación de los instrumentos de política comercial común acordados por los Estados.

El Foro consultivo Económico-social se configura en el Protocolo como órgano de representación de los sectores económicos y sociales con funciones consultivas.

E) Naturaleza jurídica

Si hubiera que hacer un balance del funcionamiento del MERCOSUR, entre sus logros más importantes habría que señalar que ha adquirido en pocos años una especial relevancia económica internacional por su potencial económico. En el plano político ha de procederse al desarrollo institucional: por un lado desenvolver plenamente las estructuras previstas en el Protocolo de Ouro Preto, y por otro lado avanzar en la creación de instituciones con autonomía propia que agilicen y potencien el proceso de integración. En el plano social está aún pendiente el problema de la deuda social, agravado con el coste generado por las reformas económicas estructurales aplicadas por los Gobiernos. Y en el plano internacional, la orientación que se está siguiendo parece prever una futura ampliación a nuevos países de América del Sur.