La usucapión del ternero de la vaca hurtada

Una vaca de Cayo, fue hurtada por Ticio, y concibió un ternero estando en poder del ladrón Ticio, que vendió la vaca a Sempronio, que ignoraba que la vaca había sido hurtada. Sempronio vende a Calixto el ternero, que nació cuando Sempronio ya poseía la vaca. Y consume para su alimentación la leche de la vaca.

Ticio muere y le sucede su heredero Casio que se niega a entregar a Cayo el precio obtenido por la venta de la vaca a Sempronio. Éste alega que él era propietario de la vaca y del ternero por usucapión.

Partes que intervienen

Cayo propietario de la vaca

Ticio roba la vaca

Sempronio compra la vaca hurtada a Ticio

Calixto compra el ternero que le vende Sempronio.

Casio heredero de Ticio.

Instituciones

Propiedad

Hurto- Sustración – Animus de hurtar

Frutos – Ternero y leche

Compra venta – Compra de Sempronio por buena fe y venta de Ticio con mala fe.

Posesión

Herencia

Evicción, te vendo una cosa que no era mía.

Acciones

Cayo ejercita una reivindicatio contra Sempronio, previa la actio ad exhibendum. Para que le devuelva la vaca que es suya a pesar de comprar de buena fe. Sempronio no puede usucapir por tratarse de una cosa hurtada.

Sempronio sería vencido por evicción pero podría ejercitar la actio empti contra Casio, heredero de Ticio. Solicitando el precio pagado por al vaca, más una compensación por los daños y perjuicios ocasionados.

Solución Razonada

Prosperará la reivindicatoria de Cayo contra Sempronio, para que le devuelva la vaca que es suya, a pesar de haber comprado de buena fe. Sempronio no podría adquirir la vaca por usucapión por ser una res furtiva (cosa robada), Sempronio será vencido por evicción pero ejercitará contra Casio, heredero de Ticio la actio empti, para reclamar la devolución del precio pagado más una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.