07.5. La Constitución como fuente fundamental y fundamentadora del sistema de fuentes

La Constitución es nuestra norma suprema. Es una norma cualitativamente distinta a las demás, incorpora el sistema de valores esenciales que ha de construir el orden de convivencia política y de informar todo el ordenamiento político.

La supremacía de la constitución tiene consecuencias:

  • El resto de las normas jurídicas deben estar en consonancia con sus mandatos, pues en caso contrario, serán declaradas inconstitucionales.

  • Existe un procedimiento especial de reforma como garantía de su estabilidad jurídica.

  • Todas las normas jurídicas deben interpretarse de conformidad con los preceptos constitucionales de tal forma que siendo posible dos interpretaciones de un precepto, una ajustada a la Constitución y la otra no conforme con ella, debe admitirse la primera.