15.1. Significación política de las elecciones

La significación política de las elecciones varia con el régimen político en que tienen lugar. Durante el Antiguo Régumen apenas puede decirse que las ocasionales elecciones, en un burgo o en un condado tuvieran una función de legitimación. Ya en el Nuevo Régimen, los derechos políticos alcanzaron a sólo una minoría. En Espàña a lo largo del siglo XIX, no se celebraron elecciones para optar por equipos de gobierno, sino que los Gobiernos disolvían las Cortes y convocaban elecciones, que ganaban sistemáticamente, para legitimar su acceso al poder y gobernar con un Parlamento dócil.

Posteriormente se fue ampliando el electorado hasta llegar al sufragio universal, primero masculino y sólo más recientemente femenino. En la actualidad, no son en absoluto equiparables las elecciones de los regímenes democráticos, con voto e igual y candidaturas alternativas.

La elección, por sí misma no resuelve nada, sino que es un ,método de opción política, que atiende a una situación económica y a las relaciones exteriores.

Las elecciones requieren que sean :

  • Libres: no hay elecciones libres en sociedades que no lo son, y no lo es si las libertades públicas no están garantizadas.
  • Disputadas: posibilidad de alternativa.
  • Periódicas: sin perjuicio de que, por necesidad del juego institucional, puedan ser adelantadas al ser disuelto el Parlamento.