7.2. Los principios contables

2.1. La función de los principios contables

Existen principios contables generalmente aceptados a los que las disposiciones legislativas han reconocido carácter obligatorio (art. 38 CCom).

La función de estos principios contables es la de ofrecer los criterios básicos, de carácter vinculante, para la elaboración de los documentos que componen las cuentas anuales, y al mismo tiempo, la de facilitar la interpretación de dichas cuentas por parte de los terceros. El objetivo de la imagen fiel prima sobre todos y cada uno de estos principios.

2.2. La enumeración de los principios contables

Los principios contables obligatorios son (art. 38 CCom):

  1. Principio de empresa en funcionamiento: se considera que la empresa tiene una duración ilimitada. Se trata de una presunción que admite prueba en contrario.
  2. Principio de devengo: han de imputarse al ejercicio los gastos y los ingresos que afecten al mismo, con independencia de la fecha de su pago y de su cobro.
  3. Principio de uniformidad: No se variarán los criterios de valoración de un ejercicio a otro.
  4. Principio de prudencia: es uno de los más importantes, sólo los beneficios realizados a la fecha del cierre del ejercicio habrán de ser contabilizados, mientras que los riesgos previsibles y las pérdidas eventuales con origen en el ejercicio o en otro anterior deberán contabilizarse tan pronto sean conocidos aunque todavía no se hayan materializado.
  5. Principio de no compensación: Salvo las excepciones previstas reglamentariamente, no pueden compensarse las pérdidas del activo y del pasivo del balance ni las de gastos e ingresos que integran la cuenta de pérdidas y ganancias.
  6. Principio del precio de adquisición: señala que los activos se contabilizarán por el precio de adquisición o por el coste de producción; y los pasivos por el valor de la contrapartida recibida a cambio de incurrir en la deuda, más los intereses devengados pendientes de pago.
  7. Principio del valor razonable: el Código de Comercio introduce este principio como opuesto al de precio de adquisición, y limitado solamente a ciertos elementos de las cuentas anuales.
  8. Principio de registro: las operaciones se contabilizarán cuando su valoración pueda ser efectuada con un adecuado grado de fiabilidad.
  9. Principio de valoración de la moneda del entorno económico: los elementos integrantes de las cuentas anuales se valorarán en la moneda de su entorno económico, sin perjuicio de su presentación en euros.
  10. Principio de importancia relativa: se admitirá la no aplicación estricta de algunos principios contables cuando la importancia relativa de la variación que tal hecho produzca sea escasamente significativa y, en su consecuencia, no altere la expresión de la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa.