12.1. El mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Ideas generales

El primer propósito de las Naciones Unidas es mantener la paz y la seguridad internacionales. Para su consecución encontramos en la Carta disposiciones de dos tipos: de un lado disposiciones de carácter institucional y de otro lado, disposiciones materiales en las que se establecen los instrumentos y los ámbitos competenciales de la Organización para lograr el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

En relación a las normas institucionales, la Carta atribuye distintas funciones a los órganos principales de las Naciones Unidas, destacando especialmente la atribución de competencias a la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en un cuidado equilibrio entre ambos.

Así, conforme al esquema de la Carta, corresponde a la Asamblea General de las Naciones Unidas, órgano político de representación universal, "considerar los principios generales de la cooperación en el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales, incluso los principios que rigen el desarme y la regulación de armamentos y podrá también hacer recomendaciones sobre tales principios a los Miembros o al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de éste y aquéllos". En ejercicio de esta función la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado un gran número de resoluciones.

Igualmente, la Asamblea General de las Naciones Unidas puede discutir cualquier situación o controversia concreta que se presente a su consideración. Ahora bien, antes esas cuestiones concretas la Asamblea General de las Naciones Unidas se encuentra con dos límites: en primer lugar, no realizará recomendación alguna cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas esté desempeñando las funciones que le asigna la Carta respecto a esa controversia o situación; en segundo lugar, toda cuestión concreta que discuta la Asamblea General de las Naciones Unidas con respecto a la cual se requiera "acción" será referida al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por al Asamblea General de las Naciones Unidas antes o después de discutirla.

Este límite a las competencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas se justifica por cuanto, "a fin de asegurar acción rápida y eficaz por parte de las Naciones Unidas", sus miembros confieren la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, indicándose además expresamente que los Estados miembros de la Organización "reconocen que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas actúa en nombre de ellos al desempeñar las funciones que le impone aquella responsabilidad". Esto sí, "en el desempeño de estas funciones, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas procederá de acuerdo con los Propósitos y Principios de las Naciones Unidas".

De esta forma, se establece en la Carta, "un equilibrio político a fin de garantizar la universalidad y la continuidad de la Organización: esto es, la representación universal a través de la Asamblea General de las Naciones Unidas y el respeto a los intereses particulares de las grandes potencias a través del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

Junto a la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, es de destacar las funciones desempeñadas en el ámbito del mantenimiento de la paz y la seguridad internacional por el Secretario General de Naciones Unidas.

Por otra parte, también los demás órganos principales de Naciones Unidas, asumen funciones de carácter menor en el ámbito del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Así:

  • El Tribunal Internacional de Justicia, en cuanto órgano judicial principal de las Naciones Unidas, contribuye al arreglo de controversias entre Estados evitando con ello que se ponga en peligro la paz y la seguridad internacionales;
  • El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas se prevé que podrá suministrar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y deberá darle la ayuda que éste solicite;
  • y finalmente, el primer objetivo básico del régimen de administración fiduciaria, bajo control del Consejo de Administración Fiduciaria.

Por último, las Naciones Unidas, no pretenden tener el monopolio del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Respecto del segundo grupo de normas a las que hacíamos referencia al principio, disposiciones materiales, el art. 1.1 de la Carta no se limita a hacer explícito el fin último de la Organización, sino que establece también los medios para su consecución.