20.2. La representación como reflejo y como identificación política

Las elecciones cumplen una importante función de integración del ciudadano y de los grupos en la democracia representativa, con la correspondiente aceptación de las reglas del juego. La representación requiere del Parlamento que refleje la opinión pública, la voluntad general, pero también debe aspirar a que esta opinión se reconozca en ese espejo. Se trata de que el ciudadano se vea en la Cámara. Dicho sentimiento de identificación no depende únicamente de la fórmula electoral, sino también de otras muchas variables del sistema político:

  • Pluralismo político.

  • Estatuto de la Oposición.

  • Reglamentos parlamentarios.

  • Protección del parlamento individual.

  • Neutralidad de los poderes públicos.

  • Funciones legislativas y controladoras de la Cámara.

  • Regulación y control de la democracia interna de los partidos políticos.


 

¿Planificando las vacaciones?

Areascamper