34.2. Función económica del contrato de cuenta corriente

Función económica: Se trata de evitar un flujo continuo y recíproco de fondos monetarios entre personas que están en permanente relación de negocios. El trasiego de dinero se sustituye por una anotación en cuenta en espera de que otro movimiento, de signo contrario, cancele o reduzca el montante del anterior.

Diferencia con situaciones afines: Es conveniente distinguir el contrato de cuenta corriente mercantil de la simple situación de cuenta corriente y de la cuenta corriente bancaria.

La simple situación de cuenta corriente no es una figura contractual, sino una pura relación de negocios que los en ella implicados observan por exclusivas razones de operatividad y fluidez en sus operaciones, pero los créditos derivados son exigibles con la inmediatez que se haya pactado.

La llamada cuenta corriente bancaria sí es, en cambio, figura contractual, cuya diferencia esencial con la cuenta corriente ordinaria o comercial reside en que en aquella no está previsto que los contratantes puedan ser, según los movimientos de pagos y remesas, acreedores o deudores recíprocos.