17.4. Delitos de riesgo provocados por explosión y otros agentes

4.1. Aspecto objetivo

A) Elementos del aspecto objetivo

Los delitos se estructuran como delitos, comunes, pudiendo cometerse por cualquier persona. Las conductas tienen que poner en peligro la vida o la integridad de las personas y también el medio ambiente.

B) Modalidades delictivas

Riesgo provocado por explosivos y otros agentes y sustancias destructoras de la capa de ozono, art. 348 CP

Supone una infracción de las normas que regulan la fabricación, manipulación, transporte, tenencia o comercialización de las sustancias mencionadas en el precepto.

El art. 348.2 regula la facilitación de la pérdida o sustracción de explosivos que puedan causar estragos infringiendo la normativa relativa a esta materia y llevada a cabo por los responsables de su vigilancia, control y utilización.

El apartado tercero del art. 348 establece la responsabilidad de las personas jurídicas.

Por último el art. 348.4 se refiere a la obstaculización, falseamiento, ocultación y desobediencia por parte de los responsables de las fábricas, talleres, medios de transporte, depósitos y demás establecimientos relativos a explosivos que puedan causar estragos.

Riesgo de manipulación de organismos, art. 349 CP

Este artículo tipifica la infracción de las normas que regulan la manipulación, transporte o tenencia de organismos: tal contravención tiene que poner en concreto peligro la vida, la salud o la integridad física de las personas o el medio ambiente.

Riesgo por excavaciones, construcciones y demoliciones, art. 350 CP

Se incluye la infracción de normas de seguridad en excavaciones, construcciones o demoliciones, que produzcan resultados catastróficos y pongan en concreto peligro la vida, la integridad o el medio ambiente.

4.2. Aspecto subjetivo

Estos delitos pueden cometerse con dolo directo y también con dolo eventual y suponen el conocimiento de la infracción de las normas correspondientes y el resultado de peligro.

4.3. Autoría, participación y formas de ejecución

Los delitos de riesgo provocados por explosivos y otros agentes, son en su mayoría modalidades de delito común, que puede cometer cualquier persona. Por ello, les son de aplicación las previsiones legales generales contenidas en los art. 28 y 29 CP. La conducta de obstaculización, falseamiento, ocultación y desobediencia recogida en el art. 348.4, constituye una modalidad de delito especial que solo pueden cometer los responsables de las fábricas, talleres, medios de transporte, depósitos y demás establecimientos relativos a explosivos que puedan causar estragos. Las tres modalidades admiten la tentativa cuando se haya infringido la normativa correspondiente.

4.4. Penas y concursos

Las tres modalidades delictivas se castigan con pena múltiple, prisión, multa e inhabilitación especial. El art. 348 establece una pena de prisión de seis meses a tres años, mientras que los delitos de los arts. 349 y 350 se castigan con una pena de prisión de seis meses a dos años.