1.5. La dificultad de establecer un concepto unitario del Derecho

Las dificultades para llegar a la formulación de un concepto único y uniforme de Derecho son múltiples. Entre las más relevantes:

  1. Unas dificultades proceden del lenguaje que utilizamos para comunicarnos las realidades jurídicas como lo muestran la polisemia del propio término Derecho o la vaguedad y ambigüedad de muchas expresiones jurídicas.

  2. Muchas emanan del contenido mismo del Derecho, es decir, de su propio objeto que se nos manifiesta habitualmente como una realidad pluridimensional.

  3. Y otras, en fin, provienen de las diferentes concepciones que los individuos tienen sobre el fenómeno jurídico, es decir de los diferentes puntos de vista y posiciones ideológicas diversas de que parten los filósofos para interpretar y describir la realidad jurídica.